Historia

Uno de los resultados de la primera conferencia de las Naciones Unidas sobre el medio ambiente y desarrollo, celebrada en 1992 en Río de Janeiro, fue el documento denominado Agenda 21. En él se estableció la necesidad de promover el desarrollo sustentable a nivel mundial, siendo el programa de producción más limpia una de sus líneas estratégicas. Este programa, junto con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), fueron la base para la creación del Centro Mexicano para la Producción más Limpia (CMP+L) en diciembre de 1995, durante la gestión del Ing. Diódoro Guerra Rodríguez. El Centro inició sus operaciones en marzo de 1996, para lo cual el IPN proporcionó temporalmente las instalaciones del primer piso de los laboratorios pesados de la Escuela Superior de Física y Matemáticas (ESFM), en la unidad Profesional Adolfo López Mateos.

La primera directora del Centro fue la M. en C. Susana Hurtado Baker. La maestra Hurtado comenzó sus actividades cumpliendo el primer objetivo de creación del Centro: “Impulsar y coordinar las políticas de protección ambiental preventiva mediante la aplicación de estrategias de producción más limpia”. Durante su gestión se inicia la difusión de la metodología de producción más limpia en México, con la impartición de las primeras conferencias de producción más limpia en eventos y foros de medio ambiente. También se realizaron los primeros proyectos demostrativos de producción más limpia en los sectores de galvanoplastia y fundición, así como se establecieron relaciones con la CANACINTRA y se mantuvo un vínculo directo con la ONUDI y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés). En este periodo se iniciaron los servicios de capacitación en la modalidad presencial sobre temas de producción más limpia.

En enero de 1998 se incorporó el Dr. Guillermo Román Moguel como el segundo director del CMP+L. El Dr. Román también promovió en gran medida la difusión del concepto de producción más limpia en diferentes foros ambientales nacionales. Durante este periodo se realizaron los proyectos demostrativos en la industria química y en hospitales, y se fomentó la difusión de los servicios del CMP+L para apoyar a la industria nacional. En cuanto a capacitación externa destaca la creación del diplomado de eco-eficiencia en la industria y el primer curso a distancia de producción más limpia. Como proyecto relevante fue la implementación de un sistema de administración ambiental en el municipio de Naucalpan de Juárez. Otro hecho importante durante la gestión del Dr. Román fueron los trabajos iniciales para la creación de los Centros Regionales de Producción más Limpia en el interior de la república.

A partir de julio de 2002 y hasta el 2013, el Dr. Jorge Pérez ocupa el cargo de director del Centro. Durante la gestión del Dr. Pérez se consolidó la creación de los Centros Regionales de Tabasco y Chihuahua en octubre y noviembre de 2004 respectivamente. En cuanto a servicios de capacitación, se impartió por primera vez el diplomado a distancia de producción más limpia y en agosto de 2006 iniciaron las actividades de la maestría en ingeniería en producción más limpia. En 2007 el Centro cambió sus instalaciones, de los laboratorios pesados de la ESFM a su edificio propio, ubicado en la Avenida Acueducto s/n en la colonia La Laguna Ticomán. En este edificio se amplían los servicios ofrecidos, ya que se crea un laboratorio para realizar investigación básica y aplicada, también se cuenta con la infraestructura para realizar análisis químicos para el sector industrial nacional.

Durante la gestión del Dr. Pérez y con apoyo de ONUDI, el Centro se integra a la red mundial y latinoamericana de producción más limpia, lo que promueve la presencia del Centro en el ámbito internacional. Por otra parte, otro aspecto importante para el CMP+L fue la implementación de un sistema integral de gestión de sus actividades, que se fundamenta en la calidad y protección del ambiente. Gracias a este sistema se obtienen la certificación ISO 9001 en noviembre de 2005 y la ISO 14000 en octubre de 2008. La implementación del sistema de gestión, el compromiso del personal y la experiencia profesional acumulada, favorecen la consolidación del CMP+L por su capacidad de asistencia a la industria nacional. El número de proyectos y sectores atendidos se amplía, así como los servicios resaltando áreas como eficiencia energética, mecanismo de desarrollo limpio, planes de manejo de residuos, arrendamiento de químicos, investigación y desarrollo tecnológicos, además de los diagnósticos de producción más limpia.

En diciembre de 2013 designan al Dr. Rogelio Sotelo Boyás como director interino del Centro.

En octubre de 2015 es electo como director el Dr. Abelardo I. Flores Vela. Durante su gestión se crea el Doctorado en energía en red y tanto este programa como el de maestría en ingeniería en producción más limpia, ingresaron al Programa de Posgrados Nacionales de Calidad del CONACYT.